Diario de Berlín: preparativos y día 1

INFORMACIÓN PREVIA

Aproveché que varias amigas (Miriam, Elena, Amelia, Marta y Betty) iban a ver el concierto de Bruno Mars en Berlín en mayo de 2017 para ir con ellas cuatro días y conocer por fin la capital alemana. Como por esas fechas había pensado ir a visitar a Pelayo a Bulgaria, en donde estuvo dos meses por razones laborales,  junté ambos viajes, pues era más barato y rápido volar de vuelta a Oporto con ellas que volver a Galicia por Madrid desde Sofía.

Por lo tanto, primero fui a ver a Pelayo a Bulgaria (por si queréis el diario del viaje os dejo el enlace al mismo aquí) y de ahí volé directamente a Berlín. El billete de Sofía a Berlín me costó 57€, con una escala, comprándolo en www.kiwi.com (primer vuelo con WizzAir de Sofía a Catania y segundo de Catania a Berlín con Ryanair). Nunca antes había volado con la empresa WIZZAIR y la verdad es que la recomiendo vivamente: aviones nuevos, limpios y espaciosos, puntualidad absoluta, personal muy amable, etc. La vuelta fue con Ryanair de Berlín a Oporto por 59€, comprado en su propia web.

Las chicas habían reservado un apartamento a través de AIRBNB para 5 personas, así que como yo era la sexta y última en apuntarse tuvimos que apretarnos un poco. Pagaron por tres noches (entrando jueves y saliendo domingo), en la calle Rigaer Strasse 90, unos 635€. A todas nos pareció caro, pues era muy pequeño (incluso para 5), con un baño solo, poco menaje, el mando de la ducha estaba roto, la limpieza no era muy buena cuando llegamos, etc. Sin embargo sí estaba bien situado, muy cerca de la parada de metro de FRANKFURTEN TOR y de un barrio muy animado para salir a beber un café, cenar o tomar una copa.

DÍA 1, MIÉRCOLES 24 MAYO 2017

El día que salí desde Sofía hice escala en el aeropuerto de CATANIA, en donde aproveché para probar un Arancino relleno de fungi (bola de arroz con azafrán rellena de champiñones, empanada y frita) así como un Canelle alla ricota, que vendían en todas las tiendas del aeropuerto como especialidades sicilianas, pagando 6’80€ por lo anterior más una botella de agua. El vuelo de Ryanair de Catania a Berlín llegó puntual a su destino, el aeropuerto SCHÖNEFELD, así que esperé en la Sala de equipajes hasta que llegasen Elena y Betty, que venían en el vuelo de la misma compañía pero desde Oporto y con cierto retraso.

Llegada a Berlin

Una vez que nos reunimos, salimos al hall y preguntamos en la OFICINA DE INFORMACIÓN cómo era la mejor manera de ir hasta el HOTEL IBIS de la calle Scharnweberstrasse 21-22. La chica nos dijo que cogiésemos el tren S9 hasta Frankfurt Allee (10 paradas, 25 minutos) y desde allí caminar 10-15 minutos hasta el hotel.

Salimos del aeropuerto y caminamos por un pasillo acristalado que conduce hasta la entrada de la estación de trenes. En el hall había varias máquinas rojas en donde se pueden comprar los tickets, de los que hay muchos tipos: viaje único, de día completo, para grupos, etc. Al parecer a veces hay grandes colas, cuando se juntan las llegadas de varios vuelos, pero nosotros tuvimos suerte porque apenas esperamos.

Aeropuerto de Berlin
Máquinas para comprar los billetes

El ticket que compréis en cualquier máquina vale en todos los casos para tranvía, metro y bus. Además hay que saber que la ciudad está dividida en tres zonas (A, B y C), por lo que tendréis que ver dónde están los puntos que queréis visitar. El aeropuerto de Schönefeld está en la zona C, la más alejada del centro, por lo tanto tuvimos que coger el ticket de 2’80€/persona (de hecho nos lo dio ya la máquina por defecto). Si llegais al otro aeropuerto que hay en Berlín, el de TEGEL, el billete os costará unos céntimos menos, pues está en zona B.

En la pantalla táctil de la máquina podéis escoger varios idiomas, entre ellos el español, y comprender más claramente las posibilidades que hay. Eso sí, hay que el ticket ANTES DE ENTRAR EN EL TREN en unas máquinas que hay en los andenes porque sino es como si no lo llevaseis (los billetes de día completo sólo se validan una vez, antes del primer viaje). Compensa comprar el billete de día completo si vais a hacer tres o más viajes a lo largo de la jornada.

Cogimos tres billetes simples ABC y esperamos en el andén a por el tren, que tardó poco en llegar (el S9 pasa cada 15 minutos, más o menos). Hay revisores que comprueban que la gente viaje con billete que al parecer trabajan a comisión por lo que nos dijeron que pueden llegar a ser bastante insistentes y agresivos. Nos recomendaron no entregarles la documentación en ningún momento, sólo dejársela ver para que anoten los datos, en caso de que tengan que multarnos. Nosotros sólo vimos uno el último día en el tren que nos llevó al aeropuerto y puedo decir que fue amable e iba vestido normal. Por cierto, NO llevan uniforme, por lo que son muy difíciles de reconocer. Al parecer la multa es de uno 60€.

Para saber cómo es la manera más rápida de moverse de un punto a otro nos descargamos una aplicación de transporte público en Berlín llamada BVG-FAHRINFO (el logo es amarillo). Os dará todas las combinaciones posibles: bus, metro, tram, etc. La verdad es que nos fue bastante útil durante nuestra estancia en la ciudad.

Plano del metro de Berlín

Una vez que llegamos a la parada salimos a superficie y caminamos hasta el hotel siguiendo las indicaciones de Google Maps. Por cierto, en la ciudad hay varios Hoteles Ibis; el nuestro, que lo había reservado Betty sólo unos días antes, era el IBIS STYLES HOTEL BERLIN CITI OST, y tengo que decir que nos gustó. Cogimos una habitación triple con baño privado por 137€ con un desayuno muy completo incluido en el precio (45€/persona). La habitación era amplia, muy limpia y cómoda.

Berlín
Recepción del Hotel Ibis
Berlin
Habitación del hotel

Al llegar a recepción había un grupo grande que se estaba registrando y un solo trabajador así que tardamos un poco en hacer el check-in. Subimos las maletas, nos aseamos y salimos a dar una vuelta. Le pedimos al chico de recepción que nos recomendase algún restaurante o zona de bares, recomendándonos la calle SIMPLONSTRASSE y sus alrededores, lugar del que ya no nos habían hablado varios amigos previamente así que para allí nos dirigimos.

Berlín
Ali Baba

Cuando llegamos se veían numerosos bares pero al ser día de semana y bastante tarde, alguno empezaba ya a cerrar. Encontramos un restaurante libanés llamado ALI BABA que nos tuvo buena pinta y entramos. Pedimos un combinado Ali Babá para dos y tres cervezas. Llevaba un poco de todo lo que tenían en el mostrador: verdura, queso frito, falafel, carnes, salsas, humus, etc. Estaba todo buenísimo y a pesar de ser un combinado para dos personas (y nosotras éramos 3) sobró algo de comida, pues era muy abundante. Pagamos 19’50€ por comida y bebidas, lo que nos pareció buen precio. Aquí os dejo el enlace a la opinión y fotos del local que subía a Tripadvisor

Volvimos para el hotel pensando en tomar una copa pero estaba ya todo cerrado así que nos fuimos para la cama sobre la 1 de la mañana.

Ali Baba Berlin

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion